ilustración sacada de https://larepublica.pe/

Perú: La rebelión de las provincias

En Chumbivilcas, al 100% de las actas contabilizadas, hay un 97% de votos a favor de Pedro Castillo. Ojo que el restante 3% hay que dividirlo entre Keiko y el voto nulo. Cualquiera se equivoca en el voto. Las cifras son igualmente altas conforme vamos revisando los departamentos. Cusco, Ayacucho, Huancavelica, Puno, superan el 84%. Son las más altas votaciones de Pedro Castillo. Justamente en el “corredor minero”. En el espacio donde la mina ha llevado “desarrollo”. Pero un desarrollo deformado. Desarrollo para unos pocos que, además, no viven ahí.

No, no es como dice Keiko que el Perú está dividido y que esto se va a resolver sentándose a conversar con Castillo. Lo está hace 500 años. Hace 500 años inventaron las clasificaciones étnicas para dividir a blancos e indígenas. A eso se añadieron los negros esclavizados. La independencia continúo esas divisiones, no se construyeron republicas inclusivas. Por el contrario, se centralizó el poder en Lima. Bueno hubiera sido que por lo menos se deje las provincias a su suerte. Se les impuso un modelo económico que era rechazado una y otra vez. Y cuando digo que se les impuso estoy hablando de masacres. Como la de Bagua en el 2009, Espinar el 2011 y otras más. Los pueblos aman el campo. No sólo porque les da todo lo que necesitan sino porque lo consideran sagrado. Tienen conciencia ecologista, aunque no la llamen así.

Pero Lima también está dividida. En primer lugar porque las provincias han tomado lo que alguna vez fueron los extramuros de la ciudad. Pero también porque los jóvenes no encuentran trabajo ni un lugar donde desarrollarse; porque las mujeres no ganan el mismo sueldo que los varones; porque el sueldo de los varones no alcanza para vivir. Todo esto necesita un cambio. Además con quien tiene que hablar Keiko es con el fiscal. Está acusada de corrupción.

Y este cambio es más posible que nunca. América entera está viviendo su momento plebeyo. La Convención Constituyente en Chile, el paro nacional y la futura candidatura de Francia Márquez en Colombia. Todo apunta a un cambio. Y no nace exactamente de la izquierda oficial. Pero logra, desde la movilización social, unir a toda el área popular, incluso a los que normalmente propician el voto nulo o no votar. Porque no se trata solo de cambiar al Presidente. Se trata de definir qué país queremos. Gracias Chile por el ejemplo.

Y, como no nace de la izquierda oficial, ni siquiera de la capital, puede tener las más diversas expresiones. Por ejemplo nacer de la religión. Cajamarca es una de las regiones más ricas en minería y una de las más pobres en calidad de vida. Excepto una de sus provincias: Chota, donde funciona una misión presbiteriana desde 1917. En esa provincia nacen las rondas campesinas que impiden el ingreso del terrorismo pero también de la minería. Es ahí donde nace Pedro Castillo. Campesino, rondero, profesor y cristiano. Parece que el impulso democrático de Inglaterra 1688 se ha extendido hasta Perú 2021. Habrá que ver.

Columna escrita por Daniel Mathews Carmelino escritor, poeta y militante (Anticapitalistas – Perú) .

Comentar

Your email address will not be published.

Relacionado

El Cine-ojo (Kino-Glaz)

Si alguien quisiera conocer la vida cotidiana de los soviéticos durante los primeros años de Revolución,